La génesis de un sueño

genesi-sogno

Año 1967. Alfa Romeo produce 18 unidades del 33 Stradale, versión homologada del Tipo 33 utilizado en carreras. Un automóvil considerado por muchos como uno de los más hermosos de todos los tiempos y que ha pasado a la historia por la filosofía de diseño totalmente centrada en las prestaciones, que imponía una drástica reducción del peso.

Un concentrado de tecnologías innovadoras, empezando por el inédito bastidor, montado sobre una estructura mixta derivada de la aeronáutica, en aleación de magnesio y elementos tubulares de acero.

Este es el automóvil en el que se inspira Alfa Romeo 4C y del que toma el relevo, en forma y estructura.

 

Estas se fusionan, desde la primera mirada, en una serie de volúmenes en los que cada elemento tiene una función esencial, donde nada es innecesario. Un equilibrio de decisiones coherentes donde las exigencias de la mecánica y las del estilo están en absoluta armonía.

Las diferencias entre el concept car y el modelo en serie son mínimas y responden simplemente a exigencias de homologación.

El objetivo final es ofrecer a los fans un superdeportivo de ensueño: un automóvil único por estilo y diseño, que se conduce tanto en circuito como en carretera. Ahora este sueño es real. Ahora es Alfa Romeo 4C.

Descubre 4C


Elegancia aerodinámica

grazia-aerodinamica

Ninguna concesión a la estética como fin en sí misma, a la comodidad, al deseo de sorprender: la esencia de Alfa Romeo 4C son las prestaciones. Y todas las alternativas estilísticas apuntan a este objetivo.

El corazón latente del vehículo es el motor en posición central visible a través de la luneta trasera.

A partir del motor, toman forman todos los demás elementos. De los pilotos redondos parten los músculos laterales que acogen las tomas de aire necesarias para refrigerar el intercooler. Este lateral cargado de energía y dinamismo genera en el frontal el volumen necesario para acoger los faros delanteros y a su lado los dos nervios en V encuentran su conclusión natural en el escudo Alfa Romeo.

El resultado es un automóvil que transmite pura deportividad. Cada uno de los elementos constructivos ha sido concebido con una precisa función aerodinámica y contribuye a crear un coeficiente aerodinámico negativo que asegura el máximo agarre al suelo durante las aceleraciones laterales.

Descubre 4C


Interior de carreras

interni-corsaEntrar en un Alfa Romeo 4C significa sumergirse en la deportividad. Al igual que por fuera, también en el habitáculo cada elemento tiene una función concreta: se suprime todo el peso innecesario y se proporcionan solo los elementos esenciales para lograr las mejores prestaciones de conducción.

Ante todo la estructura, única, una célula visible realizada en fibra de carbono. En el interior, asientos de carreras que aseguran una posición deportiva, pero confortable. Para realizarlos: material compuesto reforzado, rellenos aligerados y tapicerías a elegir, en tejido técnico o en cuero.

Todo a bordo del 4C expresa la configuración de la conducción deportiva Alfa Romeo. El volante perfilado en su parte inferior, el salpicadero – compuesto por una carcasa termoformada como en los superdeportivos de edición limitada – y los mandos que se orientan todos hacia el piloto para que mantenga el control total del vehículo. El cuadro de instrumentos adopta unos gráficos con un fuerte impacto visual, que se inspiran en el mundo del motociclismo y en el de los coches de carreras. Por último, los pedales y reposapiés de aluminio completan el carácter deportivo del habitáculo hasta el último detalle.

Descubre 4C


Made in Italy

made-italyAlfa Romeo ha elegido producir 4C en Módena, mediante la creación de una unidad especializada dentro de las plantas de Maserati . Aquí las normas son la tecnología avanzada y la artesanía del más alto nivel. Una combinación que te permite crear coches excepcionales con una técnica y cuidado extraordinario.

A lo largo de la línea de montaje de 4C son las personas las que hacen la diferencia. Especialistas que trabajan en el nuevo Alfa Romeo, después de 500 horas de formación ad hoc, seguidos durante 10 meses las etapas finales de desarrollo del coche: un fondo que les permite tener un conocimiento técnico muy profundo. Para cada uno de los técnicos de automóviles siguen personalmente cada paso de la asamblea y, al final, se dedican a los controles de calidad, para garantizar el perfecto funcionamiento de todos los componentes. Finalmente el coche se confía a un probador experto que verifica el comportamiento dinámico en diferentes situaciones de conducción: solo ahora Alfa Romeo 4C está realmente listo para tomar las calles.

Échale un vistazo


Excelencia italiana

eccellenza-italianaEl 4C ha sido diseñado por Alfa Romeo y se produce en la fábrica Maserati de Modena, pero la excelencia italiana en la industria del automóvil se puede encontrar en cada elemento del vehículo. Las más reconocidas empresas italianas del sector, que ya son proveedores de las más grandes compañías de superdeportivos del mundo, han participado en la realización del Alfa Romeo 4C:

Adler Group: productora del monocasco de carbono

Emarc: productora de la barra antivuelco, las crash-box y todos los soportes de aluminio

IMR: productora de la carrocería de material compuesto.

Por esta razón, Alfa Romeo 4C representa la excelencia del Made in Italy en la industria del automóvil.

Descubre 4C


Personalización

personalizzazioni

Alfa Romeo 4C brinda varias opciones de personalización, tanto desde el punto de vista estético como para resaltar aún más su aspecto deportivo, que permiten satisfacer las necesidades de cualquier tipo de cliente.Alfa Romeo 4C dispone de 5 colores exteriores: un color pastel (Negro), 2 colores pastel-extra (Blanco y Rojo Alfa), un metalizado (Gris Basalto) y dos colores tricapa (Blanco Nácar y Rojo Competizione).

La oferta de llantas, además de incluir varios tamaños y modelos, contempla la elección del color: acero o con tratamiento bruñido para otorgar un aspecto aún más deportivo al coche.

También puede escogerse el color de las pinzas de freno; Alfa Romeo 4C ofrece cuatro colores diferentes: gris (de serie), rojo, amarillo y negro.

En cuanto al interior, los asientos Sabelt con estructura de fibra de carbono, máxima expresión de deportividad en el mercado, pueden tapizarse con 4 revestimientos diferentes: además del tejido negro con costuras rojas de serie, se puede elegir el cuero negro o rojo y, en el nivel más alto de la gama, el cuero y la microfibra con costuras rojas. El color del ambiente interior, negro de serie, puede cambiarse mediante el opcional “Interior bicolor rojo” que otorga al interior un aspecto aún más deportivo y exclusivo.El cuerpo de los faros delanteros de carbono y el protector del cuadro de instrumentos también de carbono son los dos opcionales disponibles para reproducir en otros elementos del vehículo la fibra de carbono, uno de los materiales protagonistas del coche y visible desde el interior gracias al monocasco a la vista.

Por otro lado, el tubo de escape Racing, la alineación Race y los neumáticos AR Racing son opcionales, disponibles para brindar una apariencia todavía más deportiva al Alfa Romeo 4C.

Además de estos opcionales concretos del vehículo, el cliente de Alfa Romeo 4C cuenta con una gama de exclusivos accesorios opcionales como la funda del vehículo roja personalizada 4C y el trolley Alfa Romeo 4C.

Descubre 4C