Alfa Romeo 8C 2900 a la venta - Alfa Romeo Argentina

Alfa Romeo 8C 2900 a la venta

Volver a noticias
Alfa Romeo 8C 2900 a la venta

¿Qué hace que un automóvil deje de ser simplemente un medio de transporte y se convierta en una pieza de arte? La respuesta es simple. Eso sucede cuando se combinan de manera superlativa lo mejor de la tecnología con un diseño que sólo puede ser producto de la inspiración artística y cuyo resultado es un vehículo de prestaciones y belleza insuperables. Las marcas que lo han logrado a lo largo de su historia y que aún lo hacen como parte de su ADN se cuentan con los dedos de una mano. Alfa Romeo, sin duda, está al tope de ese selecto club.
Y para comprobarlo basta entrar en la página de la célebre casa de remates Sotheby’s. Allí, con el número de lote 234, se anuncia el remate de una joya muy especial y que hoy es noticia en todo el mundo: sale a la venta un Alfa Romeo 8C 2900 B Lungo Spider by Touring de 1939.
Este auto, uno de los poquísimos que se fabricaron, fue en su momento lo más avanzado de la industria del automóvil, con características técnicas, de diseño y de performance únicas para su época.
Obviamente, por una pieza como ésta se espera un precio de venta récord. Los especialistas estiman que el valor de este 8C Spider, que saldrá a la venta en la subasta que se realizará este mes en la Monterey Car Week, alcanzará los 25 millones de dólares.
Esta maravilla, que fue restaurada a su estado original tiene motor de 8 cilindros de 2905 CC, con 180 CV de potencia máxima con doble árbol de levas y compresores duales de tipo Roots, caja manual de cuatro velocidades y suspensión delantera independiente. Este auto, que mide 5 metros de largo y tiene una distancia entre ejes de 3 metros, superaba los 185 km/h de velocidad máxima.
El 8C 2900 B Lungo Spider fue una creación de la firma de carroceros Touring, de Milán, que se especializaron en el diseño y construcción de modelos ligeros, con materiales innovadores y de bajo peso, especiales para automóviles deportivos.
Lejos de quedarse detenida en el tiempo, Alfa Romeo se proyecta al futuro pero respetando el ADN que le dio origen creando automóviles con diseño único y altísimas prestaciones. Como el 8C de 2008, la Giulietta y la espectacular Giulia que llevan con orgullo nombres que son sinónimo de deportividad y tecnología.
Por eso, los propietarios de un Alfa Romeo saben que no se trata simplemente de un automóvil; herederos de una historia inigualable son modelos capaces de despertar emociones únicas a la hora de manejar.