1: Alfa Romeo P2: invitado de lujo

Volver a noticias
1: Alfa Romeo P2: invitado de lujo

Son pocos los fabricantes automotrices que pueden enorgullecerse de una historia tan cargada de éxitos como la de Alfa Romeo. Innumerables son las creaciones, victorias y hallazgos que cuenta en su haber. Dueño de un “Salón de leyendas” donde revive parte de esta fascinante historia compuesta por modelos emblemáticos, rememora así símbolos automotrices que serán recordados por siempre (http://www.alfaromeohalloflegends.com).

El P2 fue el primer motor Alfa Romeo de 8 cilindros con dos árboles de levas a la cabeza controlados por engranajes. Posee un compresor compacto para aumentar la performance junto a un moderno colector que permitía comprimir mayor cantidad de aire y enfriar el combustible simultáneamente.

Su primera carrera internacional fue en Agosto de 1924, en el Gran Premio de Europa en Lione, con Campari al volante triunfando luego de 420 minutos de carrera. A partir de ese entonces el P2 dominó tanto en las calles como en las pistas de carrera.

En 1923 Enzo Ferrari reclutó a un joven diseñador, Vittorio Jano, para incorporarlo al equipo de trabajo de Alfa Romeo. Nicola Romeo vio un gran potencial en él y le confió el diseño de un nuevo automóvil de Gran Prix. Cinco meses más tarde, el 2 de junio de 1924, vio la luz por primera vez el Alfa Romeo P2. El mismo año debutó en las 200 Miglia di Cremona venciendo a todos sus contrincantes alcanzando la sorprendente velocidad, para ese momento, de 195 km/h.

Entre 1924 y 1930 este modelo proyectó a Alfa Romeo hacia el Olimpo de los constructores más prestigiosos.  Manejado por Brilli-Peri y Ascari, ganó el primer Campeonato Mundial de Automovilismo. Al volante de una versión avanzada del P2, en 1930, Varzi gano la prestigiosa Targa Florio. En consecuencia es el modelo responsable de incorporar la corona de laureles al logo de la marca, símbolo del éxito que hoy día sigue en vigencia.

Alfa Romeo P2 contó con una acotada producción de tan solo 6 unidades de las cuales únicamente dos existen actualmente. Esta joya se exhibe en la casa matriz que tiene la automotriz italiana en Figueroa Alcorta 7660 – Núñez. El constructor argentino Diego de Luca respeto el diseño original en su totalidad, haciendo de este la única reproducción fiel que existe hoy en el mundo.

 

Sus características:

  • Motor sobrealimentado de  1.987 cc
  • 8 cilindros en línea
  • Distribución: doble árbol de levas a la cabeza
  • Compresión 6:1
  • Caja de 4 velocidades
  • Velocidad máxima: 225 km/h
  • Potencia original 140hp (para 1930 llegó a tener 175hp