3: Alfa Romeo conquistó Alemania

Volver a noticias
3: Alfa Romeo conquistó Alemania

Los logros deportivos que ha sabido conquistar la automotriz italiana son bien conocidos por todos nosotros. Ya forman parte de la mitología del deporte motor los triunfos de Juan Manuel Fangio, Giuseppe Farina,  Achille Varzi,  Ugo Sivocci , Antonio Ascari y Giuseppe Campari entre otros.

También es conocido  el gen competitivo que siempre estuvo presente en cada una de las creaciones que salieron de la casa del Biscione. La marca ha sabido dar a luz innovaciones tecnológicas  y leyendas del deporte motor que se han posicionado al frente de la historia del automóvil. En Alfa Romeo han surgido símbolos que son testigos de grandes triunfos, entre ellos el Quadrifoglio Verde y el hoy famoso “Cavallino Rampante” de la scuderia Ferrari.

Hoy la última creación italiana ha puesto nuevamente a Alfa Romeo en el rol protagónico de la deportividad al conquistar el circuito de Nürburgring. Con 510 CV y 600 Nm el motor V6 desarrollado con tecnología Ferrari el Giulia ha sabido vencer cada curva y contra curva del complejo trazado de Nordschleife para superar las marcas de numerosos deportivos, entre ellos:

  • Lamborghini Murcielago LP64
  • McLaren Mercedes SLR
  • Porsche 911 GT3
  • Porsche Panamera Turbo S
  • BMW M4 Coupe
  • Audi RS4
  • Cadillac CTS-V
  • Mercedes C63 AMG Coupe

El circuito de Nürburgring Nordschleife ha sido elegido por numerosas marcas como trazado de prueba para sus adelantos técnicos, al punto tal que varias automotrices han instalado allí centros de desarrollo propios. Las características de este circuito lo hacen muy exigente tanto para los pilotos como para las máquinas, por eso y por la imponente vegetación que lo rodea es conocido como “infierno verde”.  Las últimas competencias que disputó la Fórmula 1 en Nürburgring fueron disputadas en un trazado más pequeño, ya que el trazado de Nordschleife es considerado demasiado largo y peligroso para esta categoría.

El triunfo en suelo alemán no es ajeno a la historia Alfista, que dejó su sello cuando derrotó a las máquinas germanas de Mercedes Benz, BMW y Audi en el Campeonato de Turismo alemán de 1993 (DTM) con Nicola Larini y Alessandro Nannini al volante de los Alfa 155 V6 Ti de la scuderia Alfa Corse.

Fue Larini quién se quedó con los laureles de la apasionante competencia que se corrió en el mismo trazado en el que hoy se impone la Giulia, dejando en claro una vez más la supremacía de  ‪‎la “Meccanica Delle Emozioni”.

Solamente vale la pena mirar al pasado cuando inspira el futuro, por eso la maestría con la que Alfa Romeo desarrolló sus autos de carrera hoy se ve reflejada en innovaciones que emocionan a pilotos y alfistas por igual.

La Giulia Quadrifoglio V6 acelera de 0 a 100km/h en solo 3,9 segundos y marca 307km/h  de velocidad máxima. Este rendimiento junto con la tecnología Torque Vectoring para un mayor control de estabilidad, el Integrated Brake System para reducir la distancia de frenado y el dispositivo  Active Aero Splitter para el control activo de la “downforce” a altas velocidades, permitieron a la Giulia circular en Nürburgring como solo lo puede hacer un Alfa Romeo.